lunes, 25 de enero de 2021

Nos hemos vuelto a quedar dormidos

 












La ilusión llega
en mensajes de voz
y susurros dibujados,
que vamos a intentar colorear
sin salirnos de las líneas.
 
Que nos llamen artistas
cuando en realidad
solo quiero decirte que
si te vas
me quedo como estaba,
y ya no me valen antiguas pinceladas.
 
Pero se derriten las fronteras
y límites de espacio
que no sabíamos que comprendíamos.
Déjame volar siempre así de alto.
 
Llévame de acampada
monta la tienda entera,
te lo compro todo.
 
Echa los frenos,
cierra las puertas
dile “para” a tu sentido del tacto
y al mío, ya que estás.
 
A ver,
¿A qué sabe tu saliva?
Cómeme la boca mientras se enfría el café,
que no hay pez que viva por ella
y en vasos más grandes nos hemos ahogado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario